Texto elaborado por Pilar Barrios en abril de 2011

En la zona que va desde Cáceres, pasando por el noroeste de la Comarca de Trujillo y Plasencia y hacia Monfragüe, además de la zona llamada de “los cuatro lugares” (Hinojal, Monroy, Santa Cruz de Paniagua y Talaván), Santa Marta de Magasca, Jaraicejo, Deleitosa, Mirabel, etc., una de las tradiciones que marcan las señas de identidad es la festividad de la Virgen de la Canderaria, las Candelas y/o Purificás. Es un ritual puramente religioso en el que se entremezclan rituales romanos, judíos y cristianos. Este ritual se conserva en estos pueblos y algunos más apartados, como es el caso de Santibáñez el Alto, en la Sierra de Gata o las Torres cacereñas, incluso en el mismo Cáceres capital. De hecho las Candelas es uno de los rituales más extendidos por nuestra Comunidad, especialmente en la zona norte. Aunque se reconoce como festividad propia de Monroy, hay que considerar este ritual como parte integrante y especialmente significativa dentro de las tradiciones de muy diferentes pueblos.

Podemos además destacar, por su cercanía con la zona del Valle del Alagón, los grupos de danzas en los que se incluyen la alternancia entre palo. Parecen especialmente significativas las de Mirabel y Serradilla (ya desaparecidas)1 al estilo de las del vecino pueblo de Montehermoso.

Debieron ser antiguamente reconocidas las de Casas de Millán según consta en un documento, por el que se las solicita para el Corpus de Cáceres.

Video relacionado