PDF Imprimir Email

Fundamentación

Texto elaborado por Pilar Barrios en abril de 2011

En las tres décadas que llevamos investigando desde dos aspectos genéricos, no independientes entre sí, sino total y necesariamente complementarios, la musicología histórica y la etnomusicología, podemos destacar las interconexiones que se producen y que hay que destacar si queremos llegar a estudios completos y en profundidad:


    • Música popular de tradición oral música “culta”o histórica
    • Música eclesiástica y música cortesana
    • Música religiosa y música profana
    • Patrimonio musical compartido entre distintos países y culturas.

Con respecto a investigaciones específicas sobre danzas rituales (las que acompañan a un ritual religioso y/o simbolizan ritos de paso, sanaciones, …), tras una década, iniciamos el estudio de esta parte del patrimonio de la Comunidad Extremeña, avanzado a partir de la Beca de CIOFF-INAEM de Investigación en Folklore, del año 2002.

Entre los años 2007 y diciembre de 2010 desarrollamos el Proyecto HUM2007-66250ARTE. Del Plan Nacional de I+D+i. Ministerio de Ciencia e Innovación, con el título: Danza y ritual en tres comunidades iberoamericanas: Extremadura (España), Alto Alentejo (Portugal), México D.F. (México). Una muestra de intercambio histórico-cultural. En él estudiamos  la similitud de las danzas rituales de estas comunidades (España, Portugal y México), en sus coreografías, músicas, instrumentos e indumentaria, en relación con el calendario natural y litúrgico. Este trabajo, que sigue creciendo, podrá servir de referencia del encuentro cultural que se ha ido alimentando y reafirmando en toda la historia con el país vecino, Portugal, y durante cinco siglos con los distintos países de Latinoamérica.

El proyecto sobre la danza ritual, partiendo de Extremadura como muestra de intercambio y sincretismo en el encuentro de culturas, se está planteando de forma interdisciplinar, ya que deben participar antropólogos, etnomusicólogos, educadores sociales, historiadores y profesionales de las nuevas tecnologías. Es necesario, a su vez, que el grupo de investigación sea internacional, porque es importante que, a través del patrimonio estudiado por cada investigador o investigadores en sus países de origen y vivencia, establezcamos estudios comparativos sobre este rico mestizaje que se ha producido por cuestiones geográficas y/o histórico-culturales. Viviendo como vivimos e investigamos desde Extremadura-España, tomamos a nuestra Comunidad como aglutinadora de los encuentros culturales entre Europa, África y América.